POLÍTICA DE SALVIDE ABOGADOS

Salvide Abogados es un despacho de abogados constituido en el año 2017, heredero de una trayectoria profesional de más de 30 años que nace con la misión de prestar servicios y asesoramiento jurídicos. Desde su fundación, el objetivo del despacho es prestar un servicio de total garantía, con elevado valor añadido, adaptado a cada Cliente, con un alto nivel de calidad.
Como apoyo para la consecución de este objetivo, la Dirección ha adoptado un Sistema de Gestión, basado en las exigencias de las normas UNE EN ISO 9001:2015 orientado a lograr el mayor grado de excelencia organizativa
Los principios generales, que rigen la actividad de la organización, son los siguientes:

  1. Asegurar la satisfacción de los clientes y el cumplimiento de los requisitos de los contratos, de las normas legales y reglamentarias que son aplicables.
  2.  Trabajar en la búsqueda de la mejora continua en la prestación de servicios especializados, estableciendo para ello objetivos que se revisan periódicamente, basados en el conocimiento exhaustivo de la organización y su contexto, la opinión de las partes interesadas y los riesgos asociados a su actividad.
  3. Garantizar a los empleados el nivel de formación y motivación necesario para el eficiente desarrollo de sus actividades, así como facilitar su participación en la toma de decisiones relacionadas con el desarrollo estratégico de la organización.
  4. Garantizar la disponibilidad de los recursos y la correcta planificación de los procesos necesarios para asegurar el mantenimiento y mejora del nivel de calidad exigido
  5. La Dirección de Salvide Abogados vela por la mejora de la eficacia del sistema de gestión y sus procesos así como por la mejora de sus resultados en relación con los requisitos del Cliente

Todos los profesionales del grupo Salvide Abogados son responsables de la obtención de la calidad exigida.

(Edición nº 1 – 8/2/2018)